peinados años 30

Peinados años 30

Peinados años 30

Hoy traemos un post muy especial y es que vamos a hacer una incursión en una época que nos encanta y que está revestida de sofisticación, glamour y buen gusto. Son muchas las series y películas que encontramos que están ambientadas en los dorados años 30, por eso y dado que sus estilismos son de lo más inolvidables, vamos a explicaros algunos de los peinados años 30 más especiales de los que hemos disfrutado.

Muchos de estos peinados han sobrevivido hasta nuestros días y son una gran opción si queremos un look especial para los eventos más reseñables. Tanto en el caso de las invitadas, como de las novias este tipo de peinados se han reinventado para adaptarse a los nuevos tiempos y hacer que las mujeres estén de lo más favorecidas.

Vamos a hacer un repaso por algunos de los más emblemáticos, seguro que ya tenéis un favorito, y si no, prestad atención. ¡Te ayudamos a conseguirlos desde casa!

Peinados años 30, el poder de la onda

Si hay un rasgo predominante en los peinados años 30 ese es el poder de la onda al agua. Peinados sofisticados en los que el cabello va creando ondas a lo largo de la cabeza, suavemente despeinadas con la punta del peine, hasta crear un peinado al más puro estilo del charleston.

Falso bob. Este peinado, que volvió a resurgir hace unos años, proporciona a las mujeres la posibilidad de lucir media melena sin necesidad de cortarse el pelo. Para llevarlo a cabo, peina el pelo con la raya al lado y deja suelta la parte del flequillo, que luego irá peinada con las tenacillas.

Después, recoge el cabello en una coleta a media altura y enróllala hacia adentro, cogiéndola con horquillas. Ve enrollando y fijando con laca para hacer que no se escapen los mechones.

Peina el resto de mechones sueltos con las tenacillas, creando ondas hacia el lado de la raya y deja que caigan sobre el rostro.

Peinados años 30, recogidos estructurados

Otro de los peinados años 30 más icónicos son los recogidos al estilo pin up. Los famosos rodetes en el flequillo son más fáciles de conseguir de lo que te imaginas y tan solo con un poco de maña y laca puedes conseguir este peinado, que empezó a despuntar en esta década y se hizo mucho más popular en la siguiente. Se ha visto en iconos del cine como las actrices Verónica Lake o Rita Haytworth e incluso en el icónico cartel de publicidad We Can Do it! que se diseñó durante la Segunda Guerra Mundial.

Para conseguirlo solo tienes que separar el flequillo del resto de la melena. Si tienes el pelo demasiado fino, te recomendamos usar tenacillas para hacer que tenga forma, o si quieres, puedes usar un pequeño relleno para dar forma de círculo al cabello. Enrolla las puntas hacia adentro y sujétalo con horquillas para hacer que no se mueva. Sella con laca y pule el rodete.

Pelo despeinado

Aunque la onda repeinada empieza siendo la protagonista, con el avance de la década ésta empieza a desestructurarse. Otro de los peinados más típicos de los años 30 es el bob despeinado. Actrices tan icónicas como Greta Garbo o Marlene Dietrich son los máximos exponentes de este tipo de peinado, que podía lucirse con raya al lado o en el medio.

En este caso peinaremos todo el cabello con ondas y con ayuda de un cepillo, desharemos la onda haciendo que ésta se agrande y quede despeinada a lo largo de la cabeza. Como toque final, podemos hacer que la parte del flequillo quede más pegada a la cara, haciendo que el volumen se reparta de medios a puntas. Para fijar el flequillo podemos usar gel fijador, haciendo que éste luzca incluso un efecto mojado.

Para terminar, si queremos dar un toque más personal a nuestro peinado años 30, podemos peinar las puntas hacia adentro y sujetar el flequillo con una horquilla.

Terminamos con el popular peek a boo

Para terminar no hemos querido olvidarnos de uno de los peinados años 30 que más se recuerdan, convirtiéndose casi en el icono de la década. El peinado peek a boo, que lució Verónica Lake, hizo que a esas características ondas que cubren parte de la cara y la mirada se les terminara conociendo popularmente como verónicas.

Un peinado que sigue triunfando en eventos de todo tipo y que consiste en llevar el pelo hacia un lado con ondas en el flequillo y la otra parte del cabello -dividido con una raya- se peine hacia atrás. Numerosas actrices después de Lake lo han lucido en presentaciones, premiers o alfombras rojas de todo tipo.

Divide la melena en dos secciones y haz una raya muy pronunciada en uno de los lados. Con ayuda de horquillas crea un honda en el flequillo y sosténla hasta aplicarle laca. Deja que repose. Haz ondas en el resto del cabello con la ayuda de las tenacillas y cuando pase un tiempo prudencial suelta las horquillas del flequillo y deja que los rizos caigan sobre la cara.

¿Podemos ayudarte?

    Fecha
    Horario
    Servicios
    He leído las condiciones del aviso legal
    Abrir chat
    Hola, ¿En qué podemos ayudarte?