La riñonera: se merece un lugar en nuestro armario, ¿sí o no?

En los últimos años la moda ha rescatado este complemento tan de los 90’ y tan de los looks muy de sport o muy hippies para ponerlo en primera línea en los más codiciados desfiles. Y no sólo podemos verlo sobre la pasarela: las influencers de todo el mundo se han apuntado ya a la riñonera.

La instagramer nórdica Annabel Ronsendahl es muy fan de la riñonera. A nosotros nos encanta como la combina y como logra transmitir ese espíritu danés que se encuentra ente lo cómodo y lo elegante a su vez.

Diríamos que consigue que nos guste más que un bolso, al menos para ese look en particular. Es más, cuando usa un bolso se lo pone en modo riñonera también, para dar ese mismo efecto.

Otra influencer que es fiel devota de este complemento es Julie Sariñana.

La instagramer a menudo la usa en sus viajes y tenemos que reconocer que es una opción bastante práctica. No sólo la lleva para ir de sport, también la combina con tacones.

Sin embargo, el modelo más codiciado por ambas es éste de Dior.

 

 

 

 

 

 

 

 

Se puede usar como bolso de mano o se puede llevar cruzado. En un principio, la riñonera se planteó para llevarla en la cintura.

 

Sin embargo, a nosotros personalmente nos gusta más la primera opción. Otra forma de llevarla es al modo tradicional, en la cadera.

Sintiéndolo mucho no nos termina de convencer de esta manera. Y eso que hasta la mismísima Annabel Rosendhal lo ha intentado.

La riñonera le hace bulto a la influencer, entorpece su silueta. Sin embargo, de la otra manera le vemos más sentido. Además de ser funcional, deja la silueta limpia. Resulta trendy. En verano nos gusta en tamaño mini y con vestidos que dejen los hombros al descubierto. Así que nuestro veredicto es que sí le hacemos un hueco a las riñoneras, pero no a todas ni con todo. ¿Y vosotras, qué opinais?

Leave a Comment

kim kardashian con mallas ciclistas